Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Programas de prevención y recomendaciones

Reducir, reutilizar y reciclar. Estas son las 3R que debemos tener en cuenta cuando hablamos de residuos, porque es la manera más fácil de generar menos basura. Si tenemos un negocio, hay muchos pequeños gestos que podemos realizar cada día para conseguirlo. En este apartado te ofrecemos ideas para ayudarte a conseguirlo.

PROGRAMAS DE PREVENCIÓN:

RECOMENDACIONES:

PROGRAMAS DE PREVENCIÓN

Jarras para hostelería

Con el objetivo de reducir la cantidad de residuos generados en la hostelería, el Ayuntamiento de Donostia con la colaboración de la Diputación Foral de Gipuzkoa, tiene en marcha una campaña dirigida a fomentar el consumo de agua del grifo, servida en jarra. La adhesión a la campaña es voluntaria. Los establecimientos participantes reciben el número de envases necesarios, jarras de cristal de 1 litro que llevan inscrito el eslogan “¿El Agua? En jarra, ¡Naturalmente!”.

Contacta con nosotros para más información: 943483390 – ingurumena@donostia.eus

Tuppers para las pescaderías

Con el fin de reducir la cantidad de residuos que se crean en las pescaderías, el Ayuntamiento de Donostia fomenta el uso de tápers para las compras de pescado. Además, para los comerciantes, este pequeño gesto supone una reducción importante de los costes en papel y plástico que hasta ahora se utilizaban para envolver el pescado y la carne. Si quieres que tu establecimiento se sume a esta iniciativa, contacta con nosotros para más información: 943483390 – ingurumena@donostia.eus

RECOMENDACIONES

CONSUMO DE MATERIALES

toallas

  • Tratar de reducir y optimizar el consumo de papel en recibos, ofertas, tickets, papel higiénico, folletos informativos, publicidad, etc.
  • Priorizar la compra de productos reutilizables o que reducen residuos (poco envasados o recargables como cartuchos de impresora).
  • Elegir productos con bajo contenido de sustancias tóxicas o que al final de su vida útil no se conviertan en residuos peligrosos.
  • Sustituir las servilletas y toallas de papel, por toallas y secadores de mano en los lavabos. (siempre y cuando se permita el uso de toallas en el comercio).
  • Elegir muebles de segunda mano para decorar el local.

FORMACIÓN:

El personal que trabaja en tu negocio es fundamental para aplicar con éxito estas medidas. Por eso, te recomendamos que les ofrezcas formación en materias como:

  • Gestión de los residuos (papel y cartón, plástico, vidrio, etc.) mediante su segregación y correcta gestión formatos de envases y envoltorios a emplear de acuerdo con las dimensiones del producto adquirido por el cliente.
  • Disminución en consumo de papel.

DISMINUIR LOS EMBALAJES EN LAS COMPRAS:

  • Reducir al máximo los embalajes en los envíos por parte del proveedor: utilizar como criterio de elección de proveedores, aquellos que reduzcan el empleo de embalajes primarios, secundarios y terciarios, pero siempre embalados correctamente para evitar su deterioro.
  • Fomento de la reutilización de envases y embalajes: por ejemplo mediante acuerdos con los proveedores para la devolución de los materiales de embalaje (principalmente aquellos de más volumen y que sean reutilizables como los pallets de madera, cajas de plástico, cajas de madera, depósitos, bidones, etc.) a través de sistemas SDDR (Sistemas de Depósito, Devolución y Retorno).
  • Uso de materiales de envase reciclados y/o reciclables, preferentemente monomaterial.
  • Gestionar adecuadamente el almacén evitando el reembalaje de productos en stock.
  • Realizar compras en pedidos completos en lugar de picking para el caso de productos no perecederos y de consumo asegurado, de manera que se reduce la generación deresiduos, se reducen los impactos derivados del transporte y además se obtienen mejores precios.
  • Punto verde en bolsas y productos envasados.

DISMINUIR LOS EMBALAJES EN LAS VENTAS:

  • Evitar la utilización innecesaria de envases y embalajes, reduciendo en lo posible la cantidad de material de envase y los envoltorios en la presentación de los productos al cliente.
  • Ofrecer a los clientes la posibilidad de llevarse su compra en formatos de envase que el comerciante va a desechar (por ejemplo: cajas de cartón, cajas de madera para frutas y verduras), ahorrando costes y reduciendo la producción de residuos.
  • Ofrecer a los clientes alternativas de bolsas reutilizables en lugar de un solo uso.
  • Ajustar el tamaño de los envoltorios, bolsas, cajas, etc. empleadas para la presentación del producto al cliente según las dimensiones del producto adquirido.
  • Fomentar del uso de envases y envoltorios monomateriales y con indicaciones sobre su adecuada gestión una vez se convierten en residuos (por ejemplo: “tírame al contenedor amarillo”, “recíclame cuando ya no sea útil”, etc.).

GESTIÓN DE LOS RESIDUOS GENERADOS

  • Separar adecuadamente las diferentes fracciones de residuos (envases y embalajes, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, etc.).
  • Instalar, en la medida de lo posible, contenedores específicos de residuos para la recogida selectiva en los comercios.
  • Depositar en contenedores apropiados para la recogida municipal los residuos de papel, cartón, plásticos, vidrio, etc., respetando los horarios establecidos.
  • El papel y cartón, así como los envases plásticos conviene plegarlos y compactarlos previamente.
  • Conviene quitar las tapas, tapones y chapas de las botellas.
  • Comprobar que los envases están completamente vacíos antes de su retirada.
  • Depositar los aparatos eléctricos/electrónicos (equipos de informática, pequeños y grandes electrodomésticos, aparatos de alumbrado, etc.) a través de la entrega en los puntos de recogida ubicados en las tiendas que venden este tipo de productos al adquirir un producto nuevo.
  • Reutilizar el material informático rellenando la tinta de los cartuchos, o reutilizando los tóners.
  • Los envases que hayan contenido sustancias peligrosas deberán ser tratados como residuos peligrosos, y por tanto habrán de llevar una gestión diferenciada.
  • Realizar una adecuada separación en origen de residuos en el local con el fin de facilitar la recogida selectiva y su posterior reciclado y reutilización.
  • Evitar la mezcla de residuos, ya que aunque individualmente sean no peligrosos, al mezclarlos pueden llegar a serlo.
  • Priorizar la compra de productos con menor cantidad de envoltorios y embalajes con el fin de disminuir el volumen de residuos generados.

Recomendaciones específicas por tipo de comercio.

Carnicerías y pollerías

Adecuada gestión de subproductos animales no destinados a consumo humano (SANDACH), siendo obligatorio su almacenamiento en recipientes herméticos y su entrega a gestores autorizados para su valorización o eliminación.

Pescaderías y marisquerías

Adecuada gestión de subproductos animales no destinados a consumo humano (SANDACH) como los restos de pescados, espinas y moluscos, siendo obligatorio su almacenamiento en recipientes herméticos y su entrega a gestores autorizados para su valorización o eliminación.

Pueden sumarse al programa municipal de prevención de residuos que propone sustituir el papel y el plástico de los envoltorios, por tápers reutilizables.

donostia_hondakinak_taperrak_arrandegian

Fruterías, verdulerías y comercios de hortalizas

  • Fomentar la compra a granel y sin bolsa un solo uso.
  • Gestión adecuada de residuos de verduras, frutas y hortalizas depositando las basuras en recipientes estancos con tapa, que permanezcan cerrados y situados en lugares aislados de los alimentos.

Ultramarinos y comercios de alimentación

  • Reducir el consumo de embalajes primarios.
  • Fomentar la venta de productos a granel.
  • Adecuada gestión de subproductos animales no destinados a consumo humano (SANDACH), siendo obligatorio su almacenamiento en recipientes herméticos y su entrega a gestores autorizados para su valorización o eliminación.
  • Correcta segregación de residuos y hacer buen uso de los contenedores.

donostia_hondakinak

Panaderías y pastelerías

Gestión adecuada de residuos de pan, bollería y pastelería.

Textil, zapatos y complementos

  • Disponer de productos elaborados con materiales procedentes del reciclado.
  • Disponer de varios formatos de envases para su adecuación a productos de diferente tamaño.
  • Gestión adecuada de residuos ropa, zapatos o complementos descatalogados, participando en programas de recogida para su reutilización.
  • Correcta segregación de residuos.

jokogarbia_8345

Material electrónico y electrodomésticos

Gestión adecuada de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos:

  • Entregarlos en el establecimiento distribuidor dedicado a la venta de este tipo de aparatos, cuando se adquieran nuevos productos que sean de tipo equivalente o que realicen las mismas funciones que el aparato que se desecha.
  • En el caso de que pueda generarse una cantidad importante y continua, se debe contar con los servicios de un gestor autorizado.
  • Implicación en iniciativas que fomenten la reutilización de aparatos antiguos en buen estado, para establecimientos de venta de artículos de segunda mano.
  • Campaña informativa acerca de la legislación sobre recogida de residuos eléctricos y electrónicos (pósters, folletos, etc.).
  • Disponer de contenedores para fluorescentes.
  • Aquellos comercios que disponen de servicio de transporte y puesta en marcha de electrodomésticos (lavadoras, lavavajillas, televisores, etc.) se encarguen de llevarse los envases del producto instalado y su adecuada gestión posterior.
  • Considerar que los clientes, una vez que se deshagan de sus productos, los pueden entregar en el mismo establecimiento en el que se realice la adquisición del nuevo producto de similares características.
  • Actuar como almacén temporal de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, hasta que su recogida y/o trasladado a instalaciones autorizadas.

Ferreterías

  • Gestión adecuada de residuos de bombillas y tubos fluorescentes: sin romperlos para evitar la liberación de vapores de mercurio altamente contaminantes, y siempre utilizando contenedores especiales o recurriendo a empresas especializadas que gestionan este tipo de residuos.
  • Gestión adecuada del almacenamiento y venta de artículos potencialmente peligrosos como barnices, colas o disolventes o aceites lubricantes.
  • Deben ser gestionados por gestores de residuos autorizados si se generan de manera continua y/o frecuente.
  • Informarse en el ayuntamiento para conocer dónde pueden ser depositados o la existencia de servicios especiales, en el caso de que se generan esporádicamente y en pequeñas cantidades.

Papelerías y Librerías

  • Gestionar adecuadamente los consumibles para impresoras como tóners o cartuchos de tinta empleados en el establecimiento, y ofrecer al cliente información al respecto.
  • Campañas informativas a clientes acerca de la necesidad de un uso responsable, fomentando el aprovechamiento al máximo del papel, muy especialmente en aquellos establecimientos con servicios de reprografía y fotocopiadoras.

Relojerías y Joyerías

  • Inclusión de contenedores para pilas usadas.
  • En las actividades propias de este tipo de comercios, se generan residuos peligrosos (soluciones ácidas, aceites y grasas, pilas usadas, etc.), procedentes de los productos especiales utilizados en las reparaciones y al cambio de pilas de relojes en las relojerías. Se debe asegurar su correcta gestión a través de gestores de residuos autorizados.

Bazares y Comercios de regalos.

  • Gestión adecuada de residuos de bombillas y tubos fluorescentes: sin romperlos para evitar la liberación de vapores de mercurio altamente contaminantes, y siempre utilizando contenedores especiales o recurriendo a empresas especializadas que gestionan este tipo de residuos.
  • Disponer de contenedores de pilas usadas.
  • Disponer de varios formatos de envases para su adecuación a productos de diferente tamaño.

Comercios de animales

  • Gestión adecuada de residuos de piensos y alimentos para animales, así como de camas para animales, depositando las basuras en recipientes estancos con tapa, que permanezcan cerrados.

Droguerías, Perfumerías y Parafarmacias

Gestión adecuada de residuos de productos químicos:

  • Deben ser gestionados por gestores de residuos autorizados si se generan de manera continua y/o frecuente.
  • Informarse en el ayuntamiento para conocer dónde pueden ser depositados o la existencia de servicios especiales, en el caso de que se generan esporádicamente y en pequeñas cantidades.
  • Gestión de líquidos refrigerantes a cargo de personal cualificado.
  • Recogida de residuos de producto rotos o recogida de subproductos descatalogados (peligrosos).
  • Recurrir a gestores autorizados para la eliminación y reciclado de residuos peligrosos.

Estancos y quioscos

  • Ajustar el pedido de prensa para evitar el exceso de números atrasados que generan residuos de periódicos y revistas.
  • Considerar que los clientes, una vez que se deshagan de sus productos, los pueden entregar en el mismo establecimiento en el que se realice la adquisición del nuevo producto de similares características.
  • Actuar como almacén temporal de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, hasta que su recogida y/o trasladado a instalaciones autorizadas.